Tu perro no solo distingue lo que le dices, sino como se lo dices!


entonacion de voz en el cerebro

Los perros pueden haber llegado a ser el mejor amigo del hombre en parte debido a las semejanzas llamativas en la manera que sus cerebros responden a las señales sociales y emocionales.

El informe de la investigación Mecanismos Neuronales para el procesamiento léxico en perros que apareció en la revista Science confirmó que los perros no sólo comprenden las palabras que hablamos, sino también cómo las decimos.

Según el estudio realizado por Attila Andics de la Universidad Eötvös Loránd; Budapest PhD con experiencia en Neurociencias; Psicología Cognitiva; Ciencia Cognitiva; señala que los patrones de actividad cerebral detectados en la resonancia magnética funcional, sugieren que los perros procesan las palabras de sus entrenadores de la misma forma que lo hacen los humanos.

“Hay una distribución bien conocida del trabajo en el cerebro humano”, indica Attila Andics  “Es principalmente el trabajo del hemisferio izquierdo para procesar el significado de las palabras y el trabajo del hemisferio derecho para procesar la entonación. El cerebro humano no sólo analiza por separado lo que decimos y cómo lo decimos, sino que también integra los dos tipos de información, para llegar a un significado unificado. Nuestros hallazgos sugieren que los perros también pueden hacer todo eso, y utilizan mecanismos cerebrales muy similares “.

El doctor Andics y sus colegas entrenaron a 13 perros para permanecer inmóviles en un escáner de cerebro mientras escuchaban una serie de palabras grabadas por sus entrenadores. Las grabaciones incluían palabras de elogio y palabras neutras. Ambos conjuntos de palabras fueron pronunciadas con una entonación ondulada de tono agudo; así como con una entonación plana y neutral.

Los perros respondieron a las palabras con tonos emocionales con mayor actividad cerebral en el hemisferio izquierdo; lo que no ocurrió con las que carecían de esta entonación.

Para distinguir entre una felicitación y una entonación neutral, los perros activaron una región en el hemisferio derecho de su cerebro. Esta región, conocida como gyri ectosylviano; es la misma previamente encontrada para procesar sonidos emocionales de otros perros así como de seres humanos.

El centro de recompensa de los perros en el cerebro se activó sólo cuando los perros oyeron palabras de elogio que fueron pronunciadas con una entonación alabadora.

“Esto demuestra que para los perros, un buen elogio puede funcionar como una recompensa; pero funciona mejor si las palabras y la entonación coinciden”, dijo Andics. “Así que los perros no sólo distinguen lo que decimos y cómo lo decimos; sino que también pueden combinar los dos para una correcta interpretación de lo que realmente significan esas palabras”.

Los hallazgos proporcionan un soporte neurológico adicional para la relación milenaria entre humanos y perros. Es importante notar, sin embargo, que los perros en el experimento escucharon la voz familiar de su entrenador. No necesariamente responderían de la misma manera a las palabras de elogio pronunciadas por otra persona en su mismo idioma.el idioma enseñado.

Perros en el Centro de Investigación MR (Budapest). / Eniko Kubinyi | Borbala Ferenczy.

Andics dijo que los hallazgos también tienen implicaciones para la evolución del habla humana. “Nuestra investigación arroja nueva luz sobre la aparición de palabras durante la evolución del lenguaje “, dijo. “Lo que hace a las palabras exclusivamente humanas no es una capacidad neural especial, sino nuestra invención de usarlas”.

El primero en realizar un estudio similar fue el Profesor Gregory S. Berns (Profesor de Neuroeconomía y Director del Centro de Neuropolítica Centro de Educación e Investigación en Neurociencia); el cual demostró que las mismas regiones cerebrales que se activan en previsión de una recompensa en los seres humanos; también se encienden en el cerebro de los perros cuando esperan una sabrosa salchicha.

Debemos también resaltar que los perros tienen áreas cerebrales extraordinariamente desarrolladas; como las dedicadas a procesar olores que poseen de uno y cuatro billones de células receptoras olfativas que da como resultado el agudo sentido del olfato; los humanos solo poseemos alrededor de 2 millones de estas células

Según el estudio realizado por Berns; los resultados demostraron no sólo que los perros podrían discriminar entre los olores, sino también que hay una respuesta positiva al olor de los seres humanos con quienes conviven.

Los experimentos de escaneo cerebral están comenzando a mostrar la sintonia entre los perros y los sentimientos de sus humanos. Estas habilidades que nos hacen encariñarnos cada vez mas como mascotas queridas.

Si te gustó este artículo te invitamos a compartirlo en tus redes sociales. ” El conocimiento no sirve de nada si no se comparte”

 

Comentarios

comentarios

Previous Tabla de años humanos según la edad del perro
Next ¿Puede mi perro tener Otitis?