Proteínas: Importancia en la alimentación


Las proteínas ejercen, funciones fundamentales en el organismo. Son las componentes estructurales de tendones, ligamentos, piel, pelo, uñas y colágeno. Intervienen también en la actividad muscular y son esenciales para el mantenimiento de una masa muscular óptima.

Todas las sustancias que intervienen en las reacciones metabólicas básicas son proteínas. Muchas hormonas son proteicas y ejercen también una función de transporte, como la hemoglobina de la sangre.

Además, el sistema inmunológico está basado en proteínas, porque los anticuerpos, responsables de las reacciones de defensa del organismo, son grandes moléculas proteicas.

La mayor parte de las proteínas desempeñan dos tipos de funciones muy básicas:

  1. Estructural: son las que conforman determinados tejidos como el muscular, el óseo y otros como, por ejemplo, el pelo y las uñas.
  2. Metabólica: son las proteínas que participan activamente en la fisiología del organismo. En este grupo están las enzimas, que catalizan procesos biológicos, y las hormonas.

Un perro puede utilizar las proteínas dependiendo de su facilidad para ser digerido y su calidad

Las que son muy digestibles y contienen todos los aminoácidos esenciales para los requerimientos del animal son de alta calidad. Al contrario, las que son poco digestibles o deficitarias en aminoácidos se consideran de baja calidad.

Es un hecho demostrado que, cuanto mayor sea la calidad de la proteína, menor cantidad necesita el animal para cubrir sus necesidades.

Se ha comprobado científicamente por biólogos y estudiosos de la vida silvestre que; la dieta de carnívoros en hábitat natural, son altas en proteínas (más del 50%) y muy bajas en carbohidratos (un 10 a 15%), bajo condiciones normales. Mientras que un animal doméstico  puede estar consumiendo del 30 a 70% en carbohidratos y el resto en proteína. Las razones son netamente económicas, es mucho más barato un kilo de arroz, maíz, trigo… que uno de proteína animal de calidad (res, pato, pollo, pescado, cerdo, conejo…).

Edad y actividad

  • Los cachorros necesitan un mayor porcentaje de proteína en su dieta que los perros adultos, debido a sus cuerpos en crecimiento. Las dietas para cachorro deben contener de 22 a 28 % de proteína.
  • Una dieta para perros adultos debe contener de 10 a 18 por ciento de proteína.
  • Los perros mayores y los perros con función renal comprometida, pueden ser colocados en las dietas de proteínas restringidas, siempre y cuando las proteínas que se incluyan sean de alto valor biológico.
  • Las razas de trabajo, tales como perros de ganado y perros de trineo necesitan un mayor porcentaje de proteína en su dieta que un perro doméstico adulto debido a la tensión en sus músculos, el 25 por ciento para los perros de rebaño y hasta el 35 por ciento de proteína para los perros de trineo de carreras.
  • La perras embarazadas y lactantes requieren dietas altas en proteínas para los cachorros en crecimiento. Los veterinarios recomiendan a menudo la madre alimentar a un perro cachorro hasta el destete.

Un animal joven las necesitará también para formar nuevos tejidos. Si la dieta que consume es deficitaria en proteínas; o son de baja calidad, presentarán un menor aumento de peso y alteración en su desarrollo.

En el caso de un perro adulto, necesitará las proteínas para mantener piel, pelo, masa muscular y enzimas digestivas, además de otras reacciones metabólicas en las que intervienen estas sustancias.

Es muy importante cuidar la calidad proteica en la alimentación de los perros, estas no se almacenan en el organismo.

En Cultura Bull Terrier solo te informamos.  Para asesorarte en una adecuada alimentación para tu ejemplar, debes acudir a expertos en nutrición animal.
Si te gustó este artículo te invitamos a compartirlo en tus redes sociales. ” El conocimiento no sirve de nada si no se comparte”

Comentarios

comentarios

Previous Problemas de riñón en perros
Next Acrodermatitis : Enemigo letal del Bull Terrier