El grandioso oído del perro


Los cachorros nacen sordos, y no pueden oír hasta que tienen alrededor de 21 días de edad. Sus ojos también permanecen cerrados; durante este tiempo solo se guían por su olfato para conocer su mundo.

En el momento en que su sentido del oído está totalmente desarrollado, pueden oír 4 veces la distancia de un ser humano que tiene una audición normal. Los perros pueden oír sonidos de tonos más altos que los humanos no podemos oír. Debido a esta agudeza auditiva; los perros son muy apreciados como guardianes y pastores; al ser capaces de escuchar una orden a gran distancia cuando están guardando el ganado.

Esto también revela que a veces un perro ladre o se muestre inquieto sin una razón aparente ya que nosotros no habremos oído ningún ruido; pero ellos sí. Por ejemplo; cuando estas viendo televisión en el sillón y de repente tu perro se levanta inquieto, se pone en alerta y da un ladrido; te asomas a la ventana y no ves nada, pero unos minutos más tarde alguien llama a la puerta.

La comunicación con sonidos es muy importante para los perros; y así emiten diferentes tipos de sonidos en función del momento. Ladridos, gemidos, aullidos y gruñidos.

A medida que los seres humanos y los perros se hacen mayores, pierden la capacidad de escuchar ciertas frecuencias.

¿Has observado que tu perro mueve las orejas cuando hay un ruido? A diferencia de los humanos, los perros tienen 18 o más músculos en sus oídos, que les permiten moverlos; el hombre sólo tiene 6, y sólo puede mover sus orejas un poco, en el mejor caso.

Los perros con orejas paradas pueden oír mejor que los perros con orejas caídas, especialmente si pueden mover sus orejas en la dirección del sonido

En comparación con los humanos, los perros tienen un sentido del oído muchísimo más desarrollado. El sonido se transmite por medio de ondas, cuya frecuencia de vibraciones se mide en unidades llamadas hercios (Hz).

El promedio del espectro auditivo del ser humano es de 20-20.000 Hz.; mientras que el de los perros, es de aproximadamente 20-65.000 Hz; y la variedad de espectro a la que son más sensibles es de 500-16.000 Hz. Esta es la razón por las que muchos perros se sienten molestos por algunos ruidos; por ejemplo el de una aspiradora; porque emite un desagradable sonido de alta frecuencia que nosotros no podemos oír.

Además; el perro puede oír a mayor distancia, por ejemplo; mientras que el ser humano percibe un sonido que se encuentra a 6 m, el perro puede oír un sonido cuya fuente de emisión esté a 25 m. Los perros, por ejemplo, pueden oír una tormenta que esté a 10 Km. de donde ellos se encuentran; cosa totalmente imposible para el ser humano.

Adicional a la frecuencia y distancia, los perros son muy sensibles a los distintos tonos de voz, por lo que demuestran una respuesta muy positiva ante tonos tranquilos y relajados. Por tanto, es aconsejable utilizar una voz suave y clara para alabarlos y un tono seco y fuerte para órdenes o regañarles.
El efecto que queremos lograr con un estímulo oral queda disminuido si tocamos al perro, ya que el estímulo físico hace disminuir la percepción de la orden auditiva.

Por último, aunque de seguro ya lo sabes, tu perro no sólo registra sonidos cuando está despierto, también lo hace cuando duerme. Aunque esté profundamente dormido se despertará en el acto si por ejemplo oye a alguien descolgar su correa, o el infalible sonido de un snack.

Después de haber leído esto, y entender la agudeza de su oído, ¿te imaginas que pueden sentir en el momento de escuchar explosiones de pólvora?
Regálales unas fiestas sin pólvora, ¡ellos te lo agradecerán!

Consejo: Aunque la sordera es uno de los problemas de salud poco frecuente en la raza, recuerda que todos los cachorros de Bull Terrier deben pasar un examen para la sordera.

En Cultura Bull Terrier solo te informamos.  Para toda consulta de salud y tratamiento debes acudir a un Médico Veterinario; para toda recomendación y guia sobre conducta a un étologo canino.
Si te gustó este artículo te invitamos a compartirlo en tus redes sociales. ” El conocimiento no sirve de nada si no se comparte”

Comentarios

comentarios

Previous Coprofagia: Mi perro come heces!
Next Fobia a la Pirotécnia y ruidos fuertes Acustofobia