El Bull Terrier en tu hogar


bull-terrier-en-el-hogar

De principio debemos subrayar que el Bull Terrier es una raza muy especial y que tiene sus peculiaridades; sus juegos destructivos y patrones de comportamiento inherentes que pueden hacer que algunos nuevos dueños se vuelvan locos.

El objetivo de este artículo, no es asustarte acerca de la adquisición de un Bull Terrier; sino asegurarnos de que estés al corriente de todo lo que acompaña a este perro; además de su hermosa sonrisa y su gran cabeza su comportamiento es peculiar.

Desgraciadamente, demasiados Bull Terrier actualmente; por desconocimiento de sus dueños; se les esta abandonando y en peor de los casos; se les ha practicado la eutanasia a muy corta edad. Esto se debe a que sus propietarios no estaban preparados para la personalidad única de esta raza. En el lado positivo, la mayoría de expertos en Bull Terrier están de acuerdo en que si puede superar el primer año de vida con su Bull Terrier, estará usted enganchado de por vida.

El Bull Terrier con otras mascotas

Al igual que la mayoría de perros, el Bull Terrier puede convivir con otros animales; de preferencia que lleguen juntos al hogar cuando son muy pequeños y que sean criados sin favoritismos. De todas formas, como estas condiciones son bastante raras y no son infalibles; deberás pensarlo varias veces antes de alojar a un Bull Terrier en un hogar donde haya varias mascotas.

Con su gran fuerza y sus potentes mandíbulas, el Bull Terrier se defenderá cuando se le enfrente un animal que él considere oponente. Una confrontación con otro animal por comida o juguetes puede dar como resultado heridas en una o en las dos mascotas (y posiblemente hasta tu salgas herido cuando intentes intervenir).

Debes tener presente que algunos ejemplares de Bull Terrier son agresivos por naturaleza con otros animales, y debido a esto, no se les debería dejar correr ni pasear libremente; hasta que estés completamente seguro de su reacción. Puedes hacer ejercicio con tu Bull Terrier sin la correa puesta cuando esté en una zona en la que sea improbable que entren en contacto con otros animales y personas. De hecho, puede que tu Bull Terrier considere a los animales pequeños como presas y se dedique a cazarlos. Esto incluye a los gatos, roedores, pájaros o a otros animales salvajes pequeños y, posiblemente hasta perros pequeños.

Los Bull Terrier pueden ser posesivos respecto del alimento. Si tienes otras mascotas debes asegurte de que al Bull Terrier se le ofrezca su propio recipiente para la comida o su recompensa lejos de otros animales y que no se permita que ningún otro animal se acerque a él hasta que haya acabado toda su comida.

Con la supervisión y el adiestramiento adecuados, es posible que un Bull Terrier se lleve bien con otros animales en casa. De todas formas, será un esfuerzo considerable y llevará bastante tiempo.

Los niños y el Bull Terrier

Aunque el Bull Terrier es una mascota encantadora y juguetona, esto no le convierte en el compañero perfecto para un niño. Para ellos se necesita por lo menos adiestramiento y supervisión adecuada. Tendrás más éxito criando a un Bull Terrier en una casa que ya existan niños.

Si has tenido a un Bull Terrier durante muchos años, antes de tener niños en casa, podrían surgir problemas. No todos los Bull Terrier aceptan con agrado las bromas, los empujones y los estirones a los que los niños suelen someter a una mascota. Desgraciadamente, la primera reacción del Bull Terrier a tal molestia será morder; y asi la mordida sea leve puede causar daño. Recordemos que tiene una elevada fuerza en su mandíbula; y esto se convertiría en una situación muy peligrosa para los niños pequeños, que no saben hacerlo mejor.

Asegurate de que tu hijo entienda que deberá tratar a su Bull Terrier con respeto. Nunca deje solos a un Bull Terrier y un niño. Con el tiempo, el adiestramiento y el desarrollo de un respeto mutuo, los niños y el perro no sólo se llevarán bien; sino que pueden llegar a ser inseparables.

Un Bull Terrier es alegre y juguetón que siempre está listo para cualquier cosa que quiera hacer un niño. Debido a su gran fuerza y resistencia; el Bull Terrier tiene lo que parece ser una paciencia sin límites con los niños una vez entabla amistad con ellos.

Recuerda que aunque tu Bull Terrier se lleve bastante bien con tus hijos, no asuma que se mostrará tan amistoso con todos los niños. De nuevo, asegúrese de supervisar las actividades. Una vez esté seguro de que él adora a los niños, podrá tranquilizarse.

Si te gustó este artículo te invitamos a compartirlo en tus redes sociales. ” El conocimiento no sirve de nada si no se comparte”

 

Comentarios

comentarios

Previous A jugar con tu Bull Terrier!
Next La salud del Bull Terrier Inglés