Alimentando a una embarazada


Bull Terrier etapa embarazo

Es importante mantener a la futura mamá sana durante el embarazo; para la nueva mamá va a ser un trabajo duro gestar, parir y cuidar de una camada traviesa; por eso es de suma importancia que te asegures de la comida que va a consumir tenga los nutrientes que necesita.

Aunque la comida indicada para adultos es lo mejor para su dieta normal; durante el embarazo necesitará una cantidad extra de nutrientes. Las hembras embarazadas necesitan mayor cantidad de energía y de proteínas, ambas las puedes encontrar en una comida de buena calidad para cachorros; proporcionandole asi el apoyo nutritivo que tu mascota necesita durante y después del embarazo.

Debes conocer el estado físico de tu perra ya que este puede influir en sus necesidades nutricionales durante el embarazo.

Una adecuada nutrición garantizará que tanto la mamá como sus cachorros estén sanos y felices.

Ofrecer una dieta completa y de calidad es fundamental para nuestras mascotas en todas las etapas de su vida;  pero más si cabe durante el embarazo;  ya que nos garantizará que tanto la madre como los cachorros gozen de un buen estado de salud.

Caracteristicas del embarazo

bull embarazoEl embarazo en las perras dura alrededor de unos 64 días; esta se divide en dos etapas:

Primera Etapa: El desarrollo del embrión hasta el día 42. En esta etapa la madre no gana prácticamente peso.
Segunda Etapa: A partir del día 42, los fetos crecen rápidamente alcanzando hasta el 80% del peso; aumentado el peso de la madre de manera considerablemente y también sus necesidades energeticas. Una Bull Terrier al final del embarazo no debe superar el 25% de su peso inicial; este sera recuperado tras el parto sin problemas.

Los fetos se alimentan a través de la placenta, una alimentación inadecuada puede producir la pérdida de cachorros.

Nutrición en perras embarazadas

Cuando tu ejemplar este en la primera etapa no se debe modificar el tipo de comida ni la cantidad habitual que le das; a partir de los 42 dias ; osea en la segunda etapa; debes cambiar de manera progresiva por un alimento muy digestible y energético que permita cubrir todas las necesidades con raciones pequeñas.

La comida para cachorros es más rica en nutrientes fundamentales y proporciona más energía que la comida formulada para adultos. Además, es más fácil de digerir; asi la ayudará a mantenerse fuerte, y a pasar los nutrientes a sus cachorros a través de la leche materna.

Cuando las perras están embarazas se distiende el abdomen debido al utero y esto provoca una disminución de la capacidad digestiva por parte del aparato digestivo. Ademas, lo ideal es dividir la cantidad diaria en varias tomas para evitar sobrecargas.

Debes lograr llegar a la novena semana con una racion un tercio mayor que la habitual; aumentando un poco el tamaño de su ración cada semana a partir de la cuarta.

Necesidades que se deben cubrir en una perra embarazada

  • Energéticas: Las necesidades energéticas se multiplican por 1,5 en el último tercio del embarazo.
  • Proteicas: Debido al comienzo del desarrollo de las mamas y sobre todo del crecimiento de los fetos, estas necesidades se incrementan hasta en un 70% en el último tercio del embarazo.  Si el aporte proteico no es suficiente puede tener como consecuencia un bajo peso de los cachorros al nacer.
  • Ácidos grasos: Los ácidos grasos esenciales son importantes sobre todo para su cerebro y retina ayudando a mejorar la visión, memoria y aprendizaje de los cachorros en las primeras fases de su desarrollo.
  • Ácido fólico: Reduce la probabilidad de sufrir paladar hendido en perros braquicéfalos.
  • Minerales: Se administran en dosis equilibradas que vienen dadas por los piensos. No es necesario suplementar con nutraceuticos.

Todos estos requerimientos nutricionales los encuentras en los piensos “puppy” o “para cachorros” y es muy importante adquirirlo de alta gama – premium.

La comida seca contiene mayor número de calorías por porción que la comida húmeda. Por tanto; si la dieta de tu perra consiste solo en comida húmeda, tendrás que darle de comer más veces o aumentar su ración; para asegurarte de que obtenga la energía adicional que necesita. También puedes probar a mezclar su comida húmeda con un poco de comida seca para darle lo mejor de ambas.

Asegúrate de que se mantenga hidratada; teniendo acceso a agua potable limpia y fresca; sobre todo si vas a utilizar una fórmula de comida seca durante su embarazo

Consejos sobre cantidades que debe comer una embarazada

Alimentar a su camada recién nacida es un trabajo duro para la mamá, los cachorros necesitan un montón de leche materna nutritiva para crecer fuertes y sanos. De hecho, ¿sabías que las perras producen más leche para sus cachorros que las mujeres para nuestros bebés?

  • Durante las primeras semanas del embarazo se debe mantener el tamaño habitual de su ración . Durante la primera etapa la madre tiende a alejarse de la comida o padecer pequeñas náuseas o vómitos, similares a las “náuseas del embarazo” humanas. Esto es un proceso totalmente normal que no debe preocuparte; mientras le hagas los chequeos normales con su veterinario y sepas que goza de buena salud.
  • A partir de la tercera semana de embarazo.; aumenta un poco el tamaño de su ración cada semana, de modo que para la novena semana el tamaño de la ración sea aproximadamente un tercio mayor que el normal. Recuerda que para ese momento el peso de la mamá habrá aumentado alrededor de un 25%, o incluso más si está esperando una camada grande.
  • Siempre mide y controla las raciones para evitar que coma demasiado y desarrolle obesidad, debes tener presente que la raza Bull Terrier es glotona y esto podría causarle problemas durante el embarazo y el parto. Debido a esto es importante un control de peso asesorado por un veterinario.
  • Lo mejor es alimentar a tu perra gestante con raciones pequeñas y frecuentes en las últimas fases del embarazo, ya que una barriguita llena de cachorros no tendrá mucho espacio para la comida.

Cantidades que debe comer después del parto

Despues de parir sigue alimentándola con la fórmula para cachorros que empezó a comer durante la embarazo. Su mayor contenido calórico y los nutrientes añadidos le aportarán resistencia y le ayudarán a producir leche de alta calidad para sus perritos.

El tamaño de la ración de cada una de estas comidas debe aumentar del siguiente modo durante la lactancia:

  • Primera semana: 150% de su ración habitual
  • Segunda semana: 200% de su ración habitual
  • Tercera semana: 300% de su ración habitual

La cantidad y frecuencia de comidas durante la lactancia dependerá del tamaño de su camada. Si está amamantando una camada de más de cuatro perritos, necesitará tanta energía que quizá lo mejor sea permitirle un acceso constante a la comida.

La mamá amamantará a su camada durante aproximadamente 6-8 semanas, pero los cachorros pueden empezar a probar la comida sólida a partir de las 3-4 semanas de edad. A medida que los cachorros vayan destetando, reduce gradualmente la porción de comida de la mamá, hasta alcanzar de nuevo la cantidad previa a la embarazo.

Si tienes dudas sobre la alimentación en esta importante etapa, habla con tu veterinario sobre la alimentación de tu perra gestante durante todas las etapas del embarazo y la lactancia.

Problemas que pueden surgir

La obesidad puede llegar a ser un problemas; por eso la ganancia de peso al final de la embarazo no debe superar el 25-30%; debes controlar el peso durante todo el periodo. Para ello tendrás que llevar un cuaderno de control del peso de la perra durante todo el embarazo.

Lo ideal es que tu ejemplar se encuentre en el peso adecuado antes de quedar embarazada ya que el exceso de tejido adiposo interacciona con la función reproductora dando lugar a baja calidad de los embriones. Ademas, la obesidad de la perra genera problemas en el parto porque la grasa se infiltra en el miometrio, reduciendo la fuerza de las contracciones uterinas.

Muchos propietarios creen que las necesidades de alimento aumentan en una perra embarazada desde el comienzo del embarazo y aumentan la cantidad de pienso fomentando la obesidad.

Finalmente resaltar que los déficitis de nutrientes provocan en los cachorros malformaciones congénitas, alteraciones en el sistema nervioso central y otras patologías.

NOTA IMPORTANTE: La llegada de primer ciclo estral no significa que el animal haya alcanzado la madurez, por lo que NO se recomienda que tenga camada a una edad tan temprana.  Lo ideal en una Bull Terrier Ingles es esperar a los 24 meses o mas para que sus órganos reproductivos estén formados y fuertes. No es aconsejale mas de 03 camadas, cruces seguidos; ni reproducirlas pasados los 06 años de edad.

En Cultura Bull Terrier solo te informamos, para toda consulta de salud y tratamiento debes acudir a un Médico Veterinario,
Si te gustó este artículo te invitamos a compartirlo en tus redes sociales. ” El conocimiento no sirve de nada si no se comparte”</str

Comentarios

comentarios

Previous Remedios caseros para dermatitis
Next ¿Por qué colocar las vacunas a mi perro?