Alimentando a un anciano


anciano

Dependiendo de la raza, se considera a un perro “de la tercera edad” a partir de los 7 años. A los Bull Terrier se les considera entrar en etapa de vejez a partir de los 8 años; así que, si tu mascota ya tiene los 8 o mas, tienes a un senior en casa.

Como ya se ha mencionado en otros artículos, la alimentación, ejercicios, y cuidados que le des a tu Bull Terrier determinan el tiempo que el podrá acompañarte.

La alimentación del perro anciano es sumamente importante, tiene necesidades distintas a las de un perro adulto.

RECOMENDACIONES

  • Un perro anciano debería estar proporcionado, no debe estar obeso. Mantener un peso óptimo es ventajoso, así evitamos que nuestro perro cargue peso excesivo en sus huesos y músculos.
  • Es importante acudir al veterinario un par de veces al año; realizar análisis y una revisión general descartando cualquier tipo de problema en salud; de paso te aseguras que tu perro se encuentra bien alimentado.

Si no alimentamos o hidratamos correctamente a nuestro perro anciano puede padecer de insuficiencia renal o problemas cardíacos. Es importante revisar y comprobar que nuestro perro se nutre de forma adecuada.

  • Si tu perro come sin problemas se recomienda empezar a cambiar su alimentación a una comida light o senior, así consumirá menos calorías y es ideal para esta etapa de su vida. Recuerda que debe ser un alimento de calidad.
  • Si por el contrario el perro se encuentra demasiado delgado; lo ideal es hacer que gane peso mediante comida para cachorros, rica en grasas.
  • Si observas que tu perro no bebe agua con frecuencia; añade caldo de pollo o pescado a su pienso. También puedes aumentar el consumo de patés y comida húmeda, ricas en agua.
  • Recuerda tenerle siempre agua fresca y limpia en abundancia.
  • No le des huesos para roer, reemplazalo por zanahoria o manzana, en esta etapa de su vida puede que sus dientes se vean perjudicados.
  • Puede ocurrir que el perro no quiera comer, o rechace su comida. En estos casos es aconsejable empezar con dietas caseras, o cambiar de alimento, siempre hacia uno superior. Si sigue rechazando llévalo a consulta veterinaria.
  • Es conveniente añadir a su alimentación vitaminas propias para perros en edad geriátrica.
  • Si tu perro come demasiado rápido, ponle pequeñas trampas en su plato para que mantenga un ritmo mas pausado al comer, y así evitar que sufra una torsión gástrica.
  • Recuerda que los perros de edad avanzada también tienen problemas de demencia senil y pueden estar comiendo e irse, en estos casos es recomendable acompañarlos mientras comen. Si ves que le es molesta tu cercanía, dale espacio, pero no dejes de vigilar.
En Cultura Bull Terrier solo te informamos.  Para toda consulta de salud y tratamiento debes acudir a un Médico Veterinario,
Si te gustó este artículo te invitamos a compartirlo en tus redes sociales. ” El conocimiento no sirve de nada si no se comparte”

 

Comentarios

comentarios

Previous Erika Sanada y sus criaturas fantásticas
Next Enseñándole a ir al baño